Martí Colls diseñó una patente de una máquina recreativa de tipo simulador de tenis.

El juego se inspiraba directamente de la mecánica del Pong pero con una característica completamente diferente: consistía en usar proyección de imagen como alternativa a usar pantalla de vídeo. El campo, raquetas y pelota actúan como elementos opacos, a modo de sombras móviles sobre el campo de juego.

No consta su comercialización pero sí un diseño de patente con fecha de 1974.

Sin imágenes

¿Tienes información, correcciones y/o imágenes?. Contacta en este enlace.

  • Fabricante:
    Marti Colls
    Palamós, Girona. (1974 - )
  • Prototipo
  • Año: 1974
  • Máquina: Electromecánico
  • Categoría: Deportivo
  • Jugadores: 2 Simultáneos (vs.)
  • Versiones: No